Álbum de cartón duro laminado por ambos lados con adhesivo, y tiene de 4 a 7 hojas sujetas por argollas metálicos.

Desprendes la hoja que protege el adhesivo, cubre con tu hoja de scrapbooking un lado de la hoja de tu álbum, recortas siguiendo la forma con cutter o tijeras, y después el otro lado. Sigues el mismo proceso en todas las páginas del álbum.   Una vez forradas todas las hojas, perforas donde vas a colocar tu arillo metálico otra vez. Pega tus fotos y terminas decorando con stikers, listones, el botones, cenefas y todo lo que se te ocurra.